La guía definitiva para elegir un rizador de pelo

Aunque existen muchos métodos para rizarte el pelo, un rizador dedicado siempre será lo más cómodo y rápido. Con un rizador de calidad y un poco de práctica serás capaz de obtener resultados profesionales.

Ahora bien, existen un montón de opciones en el mercado con formas y características muy diferentes. En esta guía aprenderás todo lo que hay que saber sobre rizadores de pelo. ¿Qué tecnologías existen? ¿Qué forma, material y tamaño me conviene? ¿Qué temperatura es la adecuada?

Descubre todas estas respuestas y algunas más. Aunque tardes un rato te animo a que te aprendas todos estos conceptos, el conocimiento es poder y ¡tu pelo te lo agradecerá!

Publicidad

Ir a guía

Guías de los mejores rizadores

Análisis de rizadores

Aprende con nuestros artículos

¿Necesito realmente un rizador de pelo?

Si tienes una buena plancha de pelo seguramente sabrás que puedes hacerte unos rizos fantásticos con ella, entonces, te estarás preguntando qué ventajas te ofrece un rizador dedicado. Básicamente tres ventajas: comodidad, velocidad y creatividad.

Comodidad, porque las planchas suelen ser mucho más aparatosas que un pequeño cilindro con un mango, si ya eres toda una experta y tienes rizador y plancha sabes de lo que te hablo. 😉

Velocidad, ya que es mucho más sencillo y rápido enrollar los mechones de pelo al rizador que utilizar la plancha que suele tener unas placas bastante anchas que nos dificultarán el trabajo.

Creatividad, ya que con la plancha obtendrás un rizado/ondulado siempre igual. En un rizador existen tantas formas y tamaños como te puedas imaginar, algunos tienen varios accesorios, o forma cónica con la que podrás obtener rizos de diferentes tipos, todo dependerá de lo que estés buscando.

En resumen, un rizador para el pelo dedicado, al contrario que una plancha u otros métodos, te dará la libertad de elegir qué tipo de rizos u ondas quieres para tu pelo y te permitirá conseguirlos de forma rápida y sencilla.

¿Cómo funciona un rizador de pelo?

Lo primero es conocer un poco más sobre nuestro pelo y cómo está formado. En el pelo encontramos células vivas y muertas, la zona que nosotras nos peinamos está compuesta por células formadas por queratina. Estas están unidas mediante tres tipos de enlaces:

  • Puentes disulfuro (unen átomos de azufre)
  • Puentes de hidrógeno
  • Puentes salinos entre un ácido y una base
estructura-tallo-pelo

Los puentes salinos y los de hidrógeno se rompen temporalmente cuando entran en contacto con agua. Por eso nos peinamos mucho más cómodamente con el pelo mojado.

Por otro lado, los puentes de disulfuro se rompen al calentarlos. Por eso con los rizadores y planchas podemos deformar estos puentes y cambiar la forma de nuestro cabello.

¿Temperatura fija o variable?

Este es un buen punto de debate, por norma general para un cabello dañado o muy fino no debemos superar los 150 – 160ºC de temperatura. Para un pelo sano no demasiado grueso 180ºC es una cifra bastante aceptada, más de esa temperatura está reservada para los cabellos más gruesos e indómitos.

Aún así esto son sólo directrices generales, lo mejor es que conozcamos nuestro pelo y descubramos cual es la mínima temperatura que es óptima para él. Cuanto menor sea la temperatura, menor será el daño.

De ahí que lo mejor es que compres un rizador que te permita regular la temperatura, así podremos afinar bastante bien. Con uno que solo tenga una temperatura fija estaríamos muy limitadas y podríamos dañar nuestro cabello o no conseguir los resultados deseados.

¿Qué son los Iones negativos?

Tanto en rizadores como en planchas de pelo habrás oído hablar de los iones negativos. Las marcas afirman que obtendremos un cabello brillante y sin encrespamiento pero ¿qué hay de verdad en ello? y ¿cómo funciona esta tecnología?

Es verdad que la tecnología de iones negativos tienen varios beneficios para nuestro cabello:

Por un lado los productos para el cuidado del cabello suelen contener cargas positivas, por lo que sí evitamos cargar aún más el pelo con nuestra plancha o rizador conseguiremos que estos productos se absorban mejor y obtengamos mejores resultados con ellos.

Por otro lado, el pelo naturalmente está cargado con iones positivos, que producen la molesta electricidad estática que encrespa nuestro cabello. Mediante un rizador o plancha iónica evitaremos introducir más carga y obtendremos un cabello con más volumen a la vez que lo protegemos.

Recuerda que antes de usar tu rizador debes tener el pelo completamente seco, no quiero decir que te lo achicharres con el secador, lo óptimo es que esté seco al tacto para que conserve sus aceites esenciales y su humedad natural.

Publicidad

Tipos de rizadores para pelo

Atendiendo a los diferentes mecanismos que tienen los rizadores para moldear nuestro pelo tenemos cuatro grandes tipos:

Rizador sin pinza

rizador de pelo sin pinza

Son los más básicos pero quizá los que mejores resultados dan si sabemos utilizarlos. Constan de un rulo o cilindro de una longitud suficiente para enrollar hasta los mechones más largos y un mango de un material aislante para no quemarnos.

El cilindro puede ser cerámico (con o sin turmalina o de titanio), es la parte que se calienta y puede alcanzar temperaturas superiores a los 200ºC. Los hay de diferentes formas (cónicos, rectos, perlados, etc.) para conseguir diferentes rizos.

Hay que tener mucho cuidado con ellos porque es fácil quemarse la mano o incluso la cara si no estamos muy acostumbradas a usarlos. Existen guantes térmicos de protección que, o vienen con el propio rizador o puedes comprar por separado.

Rizador con pinza o tenacilla

rizador de pelo con pinza

Son iguales que los rizadores sin pinza con la diferencia de que tendremos una pinza o tenacilla para facilitarnos el trabajo a la hora de enrollar y sujetar el cabello. En vez de usar la mano, simplemente nos ayudaremos con la pinza a la hora de manipular el mechón.

Igual que los rizadores sin pinza pueden tener diferentes formas y estar compuestos de distintos materiales.

La pega de este tipo de rizadores para el pelo es que si no somos bastante expertas es posible que la tenacilla deje marcado nuestro pelo, obteniendo peores resultados que los rizadores básicos.

Rizador automático

rizador de pelo automatico

Este tipo de rizadores son relativamente modernos. Son muy fáciles y rápidos de usar ya que simplemente debemos enganchar el mechón de pelo y automáticamente este se enrollara al rizador.

Lo malo de este tipo de rizadores es que suelen ser bastante grandes y aparatosos, además de no darnos mucha libertad ya que siempre conseguiremos el mismo tipo de rizo con ellos.

Hay que tener cuidado con algunos modelos ya que al ser automático, si nos pasamos de enrollar puede que el rulo caliente del rizador haga contacto con nuestra cara y nos produzca graves quemaduras. No te olvides que funcionan en rangos de 150 – 200 ºC e incluso más.

Rulos térmicos

rulos termicos

Los rulos calientes o térmicos son básicamente como los rulos de toda la vida pero suele estar fabricados de cerámica y tienen una base donde se calientan para que el proceso sea mucho más rápido que con los rulos convencionales.

Utilizar un rizador o unos rulos térmicos será una cuestión de preferencia personal de cada una. Lo malo de los rulos es que será muy aparatoso trasladarlos y suelen ser más caros que un rizador.

Aunque será bastante más difícil sufrir quemaduras con ellos siguen estando a altas temperaturas, por lo que siempre hay que tener mucho cuidado.

Materiales de los rizadores de pelo

Cerámica

Es el material más común utilizado en rizadores y planchas, en realidad suelen ser recubrimientos cerámicos en un cuerpo de aluminio. Entre los beneficios de la cerámica se encuentran un bajo coeficiente de fricción que facilitará el deslizamiento del pelo y una buena resistencia al desgaste por rozamiento que hará que el rizador nos dure muchos años.

Las cualidades térmicas de la cerámica son excelentes y permiten un rápido calentamiento y una distribución homogénea del calor.

Cerámica con turmalina

La turmalina es un mineral piroeléctrico que genera naturalmente una pequeña carga eléctrica negativa cuando se calienta. Gracias a esta carga se consiguen neutralizar los iones positivos y que el rizador no añada ningún tipo de carga perjudicial para nuestro cabello.

Muchos fabricantes venden esto como la tecnología de iones negativos, de la que hablo un poco más arriba. No hay que confundir que el rizador o plancha para el pelo no añada carga dañina para nuestro pelo con que lo cargue de iones negativos, para esto último necesitamos un generador de iones negativos como el que se incluye en muchos secadores.

Titanio

El titanio es un metal conocido por su durabilidad y capacidad de transmisión de calor. Es un material que se calienta ultrarrápido, con una repartición homogénea del calor imbatible y hasta cuatro veces más duradero que la cerámica.

Los rizadores o planchas de titanio son muy recomendados para los pelos más gruesos y difíciles.

Formas de los rizadores de pelo

Aunque existen infinidad de formas de los rizadores para hacer diferentes tipos de rizo, las más comunes son las siguientes:

Recto

rizador de pelo recto

Es la forma más común, el cilindro del rizador tendrá un diámetro constante por lo que estaremos un poco limitadas a la hora de hacer diferentes rizos.

Cónico

rizador de pelo conico

Es igual que el recto pero en este caso el diámetro del cilindro será variable por lo que podremos hacer diferentes tipos de rizo con el mismo rizador. Aunque son más versátiles son más difíciles de utilizar de forma correcta. Mi recomendación es que si nunca has tenido un rizador te compres uno recto y cuando tengas más habilidad te compres uno cónico

Perlas y en espiral

rizador de pelo bolas
rizador de pelo en espiral

Son rizadores con formas bastante especiales, sus formas nos ayudarán a que sea más fácil enrollar los mechones de pelo y conseguir diferentes tipos de tirabuzones y rizos de forma rápida según el paso (distancia entre bolas o espiras).

Doble y triple

rizador de pelo triple
rizador doble

Igual que los anteriores son formas poco comunes de rulo con aplicaciones concretas. En este caso ayudaran a conseguir amplias ondas de forma más rápida y sencilla que los rizadores normales.

Tamaño del rulo

Con rulo me refiero al cilindro en el que debemos enrollar nuestro pelo para otorgarle la forma deseada.

Existen muchos diámetros diferentes y con cada uno conseguiremos un rizo diferente. Los más grandes nos servirán para hacer ondas más tenues y naturales y los más pequeños para rizar el pelo al máximo.

Los diámetros más comunes para conseguir un pelo rizado que llevar a diario son de entre 19 y 38 mm. Rizadores con diámetros más grandes son caros y difíciles de conseguir; rizadores con diámetros más pequeños requerirán mucho tiempo para realizar el peinado y los resultados serán un pelo realmente rizado con el que no pasaremos desapercibidas. 🙂

Muchas veces puede que veas los diámetros escritos en pulgadas, a continuación te dejo una pequeña equivalencia de unidades y una imagen muy chula donde podrás hacerte una idea de que tipo de rizo u onda puedes conseguir con cada diámetro.

  • 2” – 50 mm
  • 1.75” – 45 mm
  • 1.5” – 38 mm
  • 1.25” – 32 mm
  • 1” – 25 mm
  • ¾” – 19 mm
  • ⅝” – 16 mm
  • ⅜” – 9 mm
tamaños de rizadores de pelo

Espero que te haya gustado la guía, si tienes cualquier duda no dudes en dejar un comentario.

La guía definitiva para elegir un rizador de pelo
5 (100%) 6 votes

Publicidad


WikiVersus

reviews, analisis, comparativas, guias de compra
WikiVersus