Diferencias entre el Garmin Forerunner 230 y el 235

26 agosto 2018, Rubén

En el artículo de hoy vamos a ver las diferencias que hay entre el Garmin Forerunner 230 y el 235. Recuerda que, si quieres conocerlos en profundidad, puedes visitar los análisis que les hemos hecho a cada uno:

FR230 vs FR235

El Forerunner 235 tiene sensor óptico

Esta es la mayor diferencia entre los dos modelos. El Garmin FR235 cuenta con un sensor óptico situado en la parte trasera del reloj con las que puede calcular las pulsaciones sin necesidad de usar una banda de pecho. Además, gracias a esto, puede calcular las pulsaciones por minuto que tenemos en cada instante, durante las 24 horas del día. Y nos dirá las pulsaciones en reposo y demás, muy útil para ver si estamos sobre entrenando.

Por ejemplo, si tienes 50 ppm en reposo de manera habitual y llevas un par de días en el que las pulsaciones en reposo han subido a 55 ppm, puede que: (1) te estas poniendo malo o (2) estás entrenando demasiado y tu cuerpo necesita descansar más. Es desde luego la forma más fácil y efectiva de saber si estamos sobre entrenando.

Una de las ventajas indirectas que tiene el sensor óptico del FR235, es que calcula mucho mejor las calorías quemadas a lo largo del día (función medidor de actividad). Y es que el reloj va midiendo las pulsaciones a lo largo de todo el día. Y los algoritmos (fórmulas matemáticas) utilizan la frecuencia cardiaca para calcular las calorías consumidas durante el día a día. Los resultados obtenidos por el FR235 son mucho más precisos que los calculados por el FR230 (que no tiene en cuenta la frecuencia cardiaca en la función de medidor de actividad 24x7).

garmin forerunner 235 sensor optico trasero
Sensor óptico del FR235

Aun así, tanto el FR230 como el FR235 pueden medir la frecuencia cardiaca con una banda de pecho ANT+ si así lo queremos (muy útil en ciclismo, por ejemplo, para poder colocar el FR235 en el manillar de la bici).

Mayor duración de la batería del FR230

Según Garmin, la autonomía del FR230 es de 5 semanas en modo reloj y de 16 horas en modo deportivo. Sin embargo, la realidad es en modo actividad te durará 15 horas y que tendrás que cargar el reloj una vez a la semana aproximadamente (dependiendo de cuánto entrenes al día).

En el FR235 la batería dura algo menos, al tener el sensor óptico calculando las pulsaciones durante las 24 horas del día. En modo reloj la batería aguanta cerca de 4-5 días, mientras que en modo de actividad la autonomía es de 11 horas.

El FR230 suele ser más barato…aunque no siempre

Actualmente el FR230 se vende menos que el FR235 y su precio oscila muchísimo. Hay veces que se puede encontrar por menos de 200 € y a la semana siguiente puede valer 300 €. Ten cuidado con eso. El precio del FR235 es un poco más estable y suele rondar los 230 €.

Por ese precio, yo me iría de cabeza a por el FR235 y si quiero le compro una cinta de pecho ANT+.

Conclusiones

Salvo el sensor óptico integrado, el Garmin FR230 y el FR235, son prácticamente iguales. Ambos modelos son una excelente elección para todos los corredores. Como ya he dicho, desde mi punto de vista, me quedaría con el FR235 y si quiero le conecto una cinta de pecho cuando quiera, ya que tener la opción de usar el sensor óptico te dará las siguientes ventajas:

  • El sensor óptico es ideal si te molesta la banda de pecho.
  • Vas a tener las pulsaciones a lo largo de todo el día (frecuencia de reposo incluida).
  • Puedes conocer, con total precisión, las calorías consumidas durante el día.

Comprueba los precios actuales del FR230 y del FR235:

Ayúdanos desactivando el bloqueador de anuncios para este sitio. Los anuncios nos ayudan a ofrecerte el mejor contenido. ¡Gracias!
×