USB tipo C al desnudo: ¿qué es? y ¿por qué lo necesitas?

6 noviembre 2018, Rubén

Poco a poco el USB-C va despegando.

Ya lo montan prácticamente todos los móviles y se extenderá a todos los dispositivos que usen USB, pero ¿sabes en qué consiste? y ¿qué mejoras trae?

El USB-C no es un nuevo estándar es un conector

Desde ordenadores, teléfonos inteligentes, pendrives… si tienes un dispositivo electrónico que se conecte a algo, probablemente haga esa conexión mediante USB y es que el USB es el estándar rey en cuanto a conectividad entre aparatos.

Debido a eso, es un estándar en continua evolución y fue en 2013 cuando con la introducción del USB 3.1 se introdujo el nuevo conector USB tipo C.

Hay que tener en cuenta que mientras que los conectores (la forma que tienen) no son compatibles unos con otros, los estándares USB sí lo son, por lo que, si tenemos un cable con los conectores adecuados, podemos conectar un dispositivo con USB 1.1 a otro con 3.2. Eso sí, funcionará a la velocidad del más lento.

Actualmente la última versión del estándar USB es la 3.2 que se lanzó en 2017.

Pero ¿qué lo hace mejor que sus predecesores? Vamos a verlo.

El USB-C el nuevo conector

El conector USB más popular es el USB tipo A. Es grande, rectangular y siempre lo conectamos al revés la primera vez…

conector usb tipo a
El USB tipo A ha permanecido prácticamente inalterado desde la versión USB 1.0 hasta la versión USB 3.0

A medida que los dispositivos móviles se hacían más pequeños y delgados surgió la necesidad de hacer las conexiones más pequeñas, lo que dio lugar a la aparición de los conectores mini USB y micro USB.

mini micro usb connector
Surgieron por la necesidad de conexiones USB más pequeñas
Afortunadamente, con el USB-C podremos jubilar nuestra colección de cables de diferentes conectores; y es que el USB-C pretende sustituir a todos los demás (incluso al USB tipo A).

El USB tipo C es un conector totalmente nuevo que es lo suficientemente pequeño como para caber en un dispositivo móvil, pero tan potente y tan rápido como para conectar todos tus periféricos en un solo puerto. Además, es reversible, por lo que ya no tendremos que enchufar 3 veces el cable para acertar.

También puede soportar gran variedad de protocolos diferentes, lo que le permite poder sacar una señal a un adaptador HDMI, VGA o DisplayPort, por ejemplo.

USB-C y USB PD - gestión de energía

Los conectores USB compatibles con la versión USB 3.0 en adelante tienen físicamente más cables en su interior que los antiguos, lo que ha permitido implementar una nueva especificación que mejora la gestión de energía: el USB Power Delivery (USB PD).

Por ejemplo, si una conexión USB 2.0 puede proporcionar hasta 2,5 vatios de potencia (lo suficiente para cargar lentamente el móvil), una conexión USB-C con la especificación USB-PD puede entregar hasta 100 vatios; suficiente para cargar un portátil potente.

En la siguiente tabla podemos ver las características eléctricas de las diferentes versiones de USB:

Especificaciones de energía de las versiones de USB

Versión USBVoltajeCorrientePotencia máxima
USB 1.05V0,5A2,5W
USB 2.05V0,5A2,5W
USB 3.05V0,5A/0,9A4,5W
USB 3.1 y 3.25-20V0,5A / 0,9A / 1,5A / 3A / 5A100W

Además, es bidireccional, por lo que un dispositivo puede enviar o recibir energía. Y esta energía puede ser transferida al mismo tiempo que el dispositivo está transmitiendo datos a través de la conexión. Gracias a eso podremos, por ejemplo, conectar el portátil a una pantalla externa con un cable USB-PD y esa pantalla externa (conectada a la red eléctrica) cargará nuestro portátil a la vez que la usamos.

Sin embargo, de momento hay que tener cuidado, porque no todos los cables ni dispositivos compatibles con cables USB-C son compatibles con la especificación USB-PD.

USB-C y velocidad de transferencia

Como ya hemos visto, la velocidad de transferencia no depende del conector en sí, sino de la versión de USB que estemos usando:

  • USB 3.0: velocidad de transferencia máxima de hasta 5 Gbps (625 MB/s).
  • USB 3.1: velocidad de transferencia máxima de hasta 10 Gbps (1375 MB/s).
  • USB 3.2: velocidad de transferencia máxima de hasta 20 Gbps (2500 MB/s).
  • Thunderbolt 3: el estándar Thunderbolt ha pasado a usar el conector USB-C y alcanza velocidades de hasta 40 Gbps (5000 MB/s).

Sin embargo, hay que tener cuidado porque hay conectores USB-C que están usando la versión USB 2.0 que es mucho más lenta (480 Mbps - 60 MB/s).

Dudas frecuentes

Retrocompatibilidad

El conector físico USB-C no es compatible con las versiones anteriores, por lo que no podrás enchufar diferentes tipos de conectores, algo lógico, sin embargo, el estándar USB 3.x sí que es retrocompatible.

Cables baratos

Cuando aparecieron los primeros cables USB-C, muchos de ellos no cumplían las especificaciones necesarias y fueron muchos los móviles que se estropearon por ello. Desde entonces las cosas han mejorado mucho y la USB-IF, la agencia responsable del estándar USB, ha sacado actualizaciones que permiten a los dispositivos autenticar si el cable y el cargador cumple con los requerimientos.

Además, las grandes tiendas como Amazon han hecho una criba de los cables que no cumplían los requerimientos. Gracias a esto el uso de los cables USB-C es muy seguro actualmente. De todas formas siempre es mejor comprar cables de calidad.

Un puerto para todo, ¿para qué más cosas sirve el USB-C?

El puerto USB-C también está diseñado para admitir una amplia variedad de funcionalidades diferentes. Puede sustituir a la toma de auriculares de 3,5 mm, al HDMI, al DisplayPort, al superMHL…

  • DisplayPort: con los protocolos USB 2.0, 3.1, 3.2 y Thunderbolt 3 se puede incluso reproducir contenido HDR de hasta 4K 60Hz y 24 bits, una resolución máxima de 8K y audio multicanal.
  • SuperMHL: con los protocolos USB 2.0, 3.1 y 3.2 se puede incluso reproducir contenido a resoluciones de 4K y 8K hasta a 60 fps.
Ayúdanos desactivando el bloqueador de anuncios para este sitio. Los anuncios nos ayudan a ofrecerte el mejor contenido. ¡Gracias!
×