Si te preocupa la ergonomía, no levantes las patas del teclado

28 octubre 2018, Rubén

En el mundo hay dos tipos de personas, las que elevan el teclado y las que no. Yo soy de las segundas y… ¡Por fin tengo los argumentos para vencer en mi cruzada!

La inclinación en los teclados

Todos hemos visto las pequeñas patas que tienen los teclados en la parte trasera, ¿sabes para qué son? ¿Estás seguro?

Los teclados se pueden clasificar en tres categorías según su inclinación:

  • Neutros: cuando la primera fila (que contiene la barra espaciadora) está a la misma altura que las teclas de última fila (la que contiene la tecla Escape).
  • Con inclinación positiva: cuando la última fila está más alta que la primera (la tecla Escape más alta que la barra espaciadora).
  • Con inclinación negativa: cuando la última fila está más baja que la primera fila (la tecla Escape más baja que la barra espaciadora).
inclinacion teclado
Teclado con inclinación positiva

La mayoría de los teclados pueden usarse en las dos primeras posiciones. Neutros -con las patas recogidas- y con inclinación positiva -con las patas extendidas-.

¿Por qué existen los teclados con posición positiva?

Aunque la mayoría de la gente piensa que los teclados con inclinación positiva son los mejores ergonómicamente, en realidad es todo lo contrario.

Las patas de los teclados están ahí por una norma de los años ochenta, la ISO 9241-4101, que estipula que los teclados deben tener una regulación en altura en la parte trasera para ayudar a la visualización de las teclas.

Sí, has leído bien. Las patas inclinan el teclado para que sea más fácil visualizar las teclas, no para que sea mejor para las muñecas.

Esta normativa surgió para ayudar a las personas que necesitaban mirar el teclado para poder escribir. Sin embargo, el hecho de extender las patas puede poner en riesgo nuestras muñecas.

movimiento extension muñeca
Movimiento de extensión de muñeca

Cuando las manos están inclinadas hacía arriba, las muñecas se encuentran en una posición de extensión que comprime el túnel carpiano y puede ejercer una presión excesiva en el nervio mediano, pudiendo comprimir el nervio y causar lesiones.

Echa un vistazo a cómo colocas las manos en el teclado. ¿Tienes las muñecas hacia arriba o están alineadas con los antebrazos?

posicion incorrecta muñeca
La muñeca se encuentra extendida comprimiendo el túnel carpiano

Si están alineadas no debes preocuparte. Aun así, según un estudio de la Universidad de Cornell2, las muñecas deberían estár inclinadas hacia abajo, con los codos más altos que estas. Este estudio concluye que un teclado con inclinación negativa protege el túnel carpiano de la presión crítica mucho más que los teclados normales.

La parte del teclado que llamamos reposamuñecas, en realidad es para apoyar las palmas, no las muñecas. Y nos permite tener las palmas apoyadas sin tener que extender las manos al escribir.

¿Cómo colocar el teclado?

Bueno, entonces ya tenemos claro para qué son las patas de los teclados y que no deberíamos utilizarlas nunca.

Pero eso no es todo, el lugar dónde colocamos el teclado es igual de importante para limitar los dolores los dolores en muñecas, brazos, hombros, espalda y cuello. Y es que hay muchas lesiones evitables (túnel carpiano, el síndrome del canal de Guyon, epicondilitis lateral y el síndrome de túnel cubital) si colocamos el teclado correctamente.

Vamos a ver otros consejos para obtener la mejor ergonomía posible:

  • Altura del teclado: debe situarse solo un poco por encima de la altura del regazo, de esta manera los brazos se inclinan ligeramente hacia abajo (los codos tienen que tener un ángulo ligeramente superior a 90 º) lo que permite relajar la espalda alta y los hombros.

    Yo, como la mayoría de la gente, colocaba el teclado encima de la mesa y me quedaba demasiado alto. Esto hacía que, sin darme cuenta, tuviese siempre los hombros contraídos para subir un poco los brazos y se me acabasen formando contracturas en la parte alta de la espalda.

    posicion ideal frente ordenador
    Posición ergonómica para utilizar el ordenador

    Mi consejo es que, si puedes, subas la altura de la silla y pongas un reposapiés o bien pongas una bandeja para el teclado de esas que cuelgan por debajo de la mesa. Las hay ajustables.

    Si no puedes (limitaciones de espacio, mesa, oficina, etc.), lo que mejor me ha ido a mí es subir la silla y utilizar los reposabrazos, aunque no es lo ideal porque podemos hacer presión en los nervios del codo como veremos más adelante.

  • Posición neutra del teclado: si el teclado está más bajo que el escritorio coloca el teclado sí o sí en posición neutra, nunca con inclinación positiva. O, mejor aún, utiliza un teclado con inclinación negativa, ayudará a que tus muñecas estén en una posición correcta.

  • No aporrees el teclado: pulsar las teclas con demasiada fuerza puede ocasionar problemas de inflamación y dolor en los codos (epicondilitis), ya que los tendones de los dedos están conectados con ellos. Por eso, trata de pulsar las teclas con la mayor suavidad posible.

  • Centra el teclado: debes colocar el teclado enfrente de ti, pero no todo el teclado, si no la parte de las teclas. La mayoría de la gente centra el teclado completo, por lo que la parte de las letras queda desviada a la izquierda. Fíjate en la letra “B”, tiene que estar justo enfrente tuyo.

  • No apoyes el codo: cuando apoyamos el codo en el reposabrazos de la silla aumentamos la presión sobre los nervios. Utiliza los reposabrazos para descansar cuando no estés escribiendo.

  • Utiliza un teclado adecuado: la forma, el tamaño de las teclas, la fuerza que se necesita para pulsar las teclas y la respuesta táctil y auditiva afectan al cansancio de las manos. También hay teclados ergonómicos que tienen la zona de las teclas dividido en dos partes, lo que ayuda a disminuir el síndrome del túnel cubital. Por ejemplo el Microsoft Sculp Ergonomic.

Fuentes

  1. bakkerelkhuizen.com