Cómo conseguir leer un libro (entero) a la semana

7 septiembre 2018, Rubén

¿Tú también lees menos de lo que desearías? Yo también era de los que cada año me proponía leer más…Más libros, porque ya leemos suficientes cosas insustanciales en las páginas de noticias y en las redes sociales. Pero no es tan fácil. Empezaba bien, pero poco a poco me iba desinflando. Hasta que cambié la forma de enfrentarme a la lectura. Ahora leo unos 50 libros al año, tampoco es demasiado, pero para mí es un gran logro.

Trucos para leer un libro a la semana

No leas antes de irte a la cama

Antes, leía antes de irme a dormir. ¿Qué pasaba? La mayoría de las noches estaba tan cansado que ni siquiera lo intentaba. Otras, empezaba a leer y me entraba sueño al pasar un par de páginas. Y el resto de los días estaba más pendiente del móvil, respondiendo mensajes o viendo las últimas actualizaciones del día que al final, ni hacía una cosa ni la otra.

Por eso, te recomiendo que leas lo antes posible, incluso por la mañana antes de ir a trabajar. Ya sea levantándote 15 minutos antes, aprovechando a leer en el transporte público o usando el tiempo que pasas revisando Instagram en la cama antes de levantarte (te aseguro que no ha pasado mucho desde que te acostaste).

Quítale hierro al asunto

El secreto es no pensar en la lectura como un lujo. Si solo vas a abrir un libro cuando tengas un par de horas libres para leer de manera relajada…asúmelo, no vas a leer nunca.

Ser un buen lector significa hacer el hábito de leer parte de tu vida diaria. Y como seguro que no te sobra el tiempo (serías el único), cualquier momento es bueno: al ir al baño, al esperar el autobús o en la pausa del café. Te darás cuenta de que, sumando esos minutos, al cabo del día habrás leído más de lo que creías. Eso sí, como todas las cosas, se necesita un poco de disciplina.

Aprovecha el viaje al trabajo

Si vas en metro o en autobús a trabajar, deja de escuchar música o de ver las redes sociales. Lee. Date cuenta de que un viaje de media hora, se transforma fácilmente en 5 horas de lectura a la semana, suficiente para leer un libro no muy gordo.

Lee en el móvil

Ten siempre algún libro listo para leer en el móvil. Quizás seas de los que “disfrutas con el olor de los libros impresos”, pero la practicidad de poder leer en cualquier dispositivo (móvil, eReader, tablet, ordenador) y continuar la lectura en otro, es una ventaja muy importante. Además, siempre tendrás tus libros contigo. Gracias a eso, podrás aprovechar esos minutos perdidos a lo largo del día: esperando a un amigo que llega tarde, en la cola del súper, etc.

Lee más de un libro a la vez

Ok, ok. Te entiendo. Te encanta tocar el papel. Tiene un encanto especial. No hay problema. Aprovecha para leer diferentes libros a la vez. En los dispositivos electrónicos puedes leer unos libros y leer otros en papel.

A mí me va especialmente bien combinar libros de diferentes temáticas: no ficción, alguna novela y algún libro más relajado (alguno de humor suele ir bien). Así, cuando tengo más tiempo me pongo a leer la novela, porque lo disfruto más así, mientras que cuando solo tengo un rato leo el libro de no ficción. Y si estoy muy cansado o si me apetece leer algo más relajado me pongo con algún cómic o similar.

Si no te gusta un libro, no lo leas

Supongamos que vas a leer 50 libros al año desde que tienes 20 años hasta que cumplas 80…mucho suponer es (al menos para mí). Eso significaría que a lo largo de tu vida leerás unos 3.000 libros. Si de cada 10 libros que lees, 1 no te gusta…acabarás leyendo 300 libros que no te gustan…vaya pérdida de tiempo ¿no?

Además, si un libro no te gusta, vas aparcando la lectura poco a poco y al final ni lees ese libro ni ningún otro. Recuerda, una retirada a tiempo es una victoria…

Usa las bibliotecas

De esta manera no te sentirás obligado a terminar un libro porque te costó 15 €. También, la mayoría de tiendas y de servicios de lectura digitales te permiten leer las primeras páginas de un libro de manera gratuita, para así tener mejor idea de si te va a gustar o no. Recuerda, que también que puedes pedir libros prestados a tus amigos.

Lee durante los anuncios

Ver la televisión normal se ha convertido en todo un suplicio. Plagada de telebasura y de pausas para los anuncios que cada vez son más largas. Así como si nada, se han vuelto habituales las pausas comerciales de 6 o 7 minutos…En ese tiempo te da tiempo para checkear el feed de Facebook, de Instagram, revisar los Whatsapp y aún te sobra tiempo. Pero mejor aún, te da tiempo a leerte unas cuantas páginas de tu libro actual.

Lleva una lista de los libros leídos

No es por ego ni nada por el estilo. Para mí es una forma fácil y cómoda de motivarme. Yo utilizo GoodReads, aunque es más fácil y cómodo escribirlos cualquier archivo o simplemente en un mail que nos reenviemos a nosotros mismos.

Ayúdanos desactivando el bloqueador de anuncios para este sitio. Los anuncios nos ayudan a ofrecerte el mejor contenido. ¡Gracias!
×