Análisis del Samsung Galaxy S8, características y especificaciones

29 octubre 2017, Rubén

El Samsung Galaxy S8 es un móvil precioso. Quizás sea esa su mayor novedad. Su forma es alargada y resulta muy cómoda a la hora de agarrar el teléfono. Además, es muy útil, porque puedes ver mucha información en su increíble pantalla “Infinity Display”.

En el interior cuenta, como todo gama alta, con potencia más que de sobra para poder hacer todo lo que queramos con total fluidez. Además, cuenta con una cámara trasera de 12MP que es una de las mejores del mercado. Las fotos son nítidas y vivas. También las de la cámara delantera, en donde monta un nuevo sensor de 8MP.

En resumen el Galaxy S8 es un móvil muy completo que no falla en casi ningún punto.

Ver en Amazon
Precio recomendado: 462-809 €

Pros

  1. Rendimiento
  2. Muy buena cámara
  3. Resisten al agua
  4. Diseño

Contras

  1. Precio
  2. Cumple en autonomía, pero nos gustaría un poco más
Ver en Amazon
Precio recomendado: 462-809 €

Características Samsung Galaxy S8

  • Dimensiones: 148,9 x 68,1 x 8 mm
  • Peso: 155 gramos
  • Pantalla: AMOLED de 5.8 pulgadas y resolución de 2960 x 1440 píxeles (570 ppp)
  • Batería: 3.000 mAh, un día de autonomía con uso muy intenso
  • Cámara trasera: 12 MP con estabilizador óptico y apertura de f/.7
  • Cámara delantera: 8 MP con apertura f/1.7
  • SoC: Samsung Exynos 8895 de 8 cores con GPU Mali-G71
  • Memoria: 4 GB RAM y 64 GB de almacenamiento
  • Software: Viene de fabrica con Android 7.0 Nougat
  • Conectividad: WiFi 11ac, Bluetooth 5 con aptX, GPS, NFC, 4G LTE, Cat 16, USB-C y minijack de 3.5 mm
  • Otros: Almacenamiento ampliable con micro SD, desbloqueo por iris, sensor de huellas, resistencia al agua IP68

Diseño

  • Es un móvil precioso
  • Grande pero cómodo
  • Resistente al agua

El diseño y la apariencia del Galaxy S8 es increíble. Parece un teléfono adelantado a su tiempo.

Aunque monta una pantalla de 5.8 pulgadas, el S8 es más fino que la mayoría de teléfonos de 5 pulgadas, de diseño más tradicional. Gracias a esto, se usa como si el móvil fuese más pequeño y es que se puede usar con una mano con facilidad (incluso con manos pequeñas).

La pantalla abarca casi el 83% del frontal del terminal. Parece que estas sosteniendo una pantalla y no un teléfono. Es algo que llama la atención a todo el mundo al principio.

Los bordes de la pantalla son curvados y se fusionan de manera suave con los laterales, que a su vez se funden con la parte trasera, también de cristal Gorilla Glass 5. Da la sensación de ser una sola pieza, no lo es, pero lo parece al sujetarse con la mano.

Desde mi punto de vista y completamente subjetivo, es el teléfono más bonito que he visto. Diseño limpio (ni siquiera han escrito Samsung, ni S8 en el frontal) y elegante.

perfil pantalla curvada galaxy s8
Si alguna vez has tenido en la mano un Galaxy S7, el Galaxy S8 es como su versión elegante y sofisticada.

Ahora viene lo malo del diseño. Los sacrificios que se han hecho para conseguir un diseño tan bello.

Para conseguir que la pantalla ocupe casi todo el frontal, se ha eliminado botón de Home tradicional. En parte se ha solucionado porque bajo la pantalla hay un sensor de presión que hace las funciones de botón de home. Sin embargo, aún no está desarrollada la tecnología suficiente para poner el sensor de huellas bajo la pantalla, por lo que se ha movido a la parte trasera…pero a una ubicación no demasiado acertada: muy arriba y al lado de la cámara.

Debido a esto, es un poco incómodo usar el sensor de huellas, sobre todo si cogemos el móvil con la mano izquierda. Y aunque seamos diestros también nos molestará, porque muchas veces pondremos nuestro dedazo justo encima de la cámara. Con lo fácil que hubiese sido poner el sensor centrado y más abajo, como todas las demás marcas…

El S7, que tiene una pantalla de 5.1 pulgadas y es más ancho (69mm) que el S8 (68mm), con una pantalla de 5.8″.

El segundo fallo de diseño, desde mi punto de vista, es que han puesto el botón de Bixby al lado de los botones para subir y bajar el volumen y al estar situado ahí hay veces que lo presiono sin querer. Bixby, como veremos más adelante, es una copia barata de Samsung para reemplazar Google Now (más sobre Bixby en Software). Sin embargo, no está a la altura, y Samsung nos obliga a usarlo, porque no se puede cambiar la funcionalidad al botón (remapear) -en realidad sí se puede cambiar mediante aplicaciones de terceros, aunque no es una tarea trivial. Aquí os dejo las apps que mejor funcionan: bxActions – Bixby Button Remapper, Custom Bixby Button (S8 / S8+), BixRemap.

En la parte inferior encontramos el último fallo de diseño que le he podido encontrar al Galaxy S8, el altavoz; y por contra, una agradable sorpresa, el conector de minijack de 3.5mm para los auriculares, algo que empieza a escasear en este 2017.

El altavoz se escucha alto y tiene una calidad aceptable de sonido, sin embargo, no es estéreo y no está en el frontal. Y ese sí que es un punto negativo. Los altavoces estéreo en el frontal deberían ser la norma. Aumentan la inmersión y la calidad de sonido una barbaridad; y tampoco creo que sea tan difíciles ni costosos. Sobre el altavoz del S8, al estar situado abajo, es muy fácil que lo tapemos con la palma de la mano o un dedo.

Pantalla

  • Probablemente la mejor pantalla del mercado
  • AMOLED de 5,8 pulgadas

La pantalla es realmente buena. Es AMOLED y tiene un tamaño de 5,8 pulgadas y cuenta con una resolución máxima QHD+ (2960×1440) con la que alcanza una densidad de píxeles de 570 ppp.

carateristicas pantalla galaxy s8
Una de las pantallas más espectaculares que he probado

Como nos tiene acostumbrados, Samsung hace los mejores paneles OLED del mercado (LG tiene aún que recortar mucha distancia si quiere cazar a Samsung). Los colores son muy vivos y brillantes -algo saturados para los más puristas. Además, los ángulos de visión son casi perfectos.

Brilla y da unos colores que es un escándalo.

Otra característica que me encanta de la pantalla del S8 y que no he visto en ningún rival es su brillo, tanto máximo como mínimo. Con un brillo máximo de más de 1000 nits, la pantalla del S8 se ve muy bien a pleno sol. No se ve perfectamente, pero es el móvil que mejor se comporta en este aspecto con diferencia.

Sin embargo, por la noche la pantalla del S8 puede bajar el brillo muchísimo, por lo que no nos dejará ciegos ni nos deslumbrará si consultamos el móvil a media noche. Es realmente útil por si usamos el móvil en la cama antes de acostarnos (ya sabemos que los médicos nos lo desaconsejan, pero que se le va a hacer, somos débiles). Aun bajando el nivel de brillo, los colores no se pierden demasiado.

La nueva pantalla con una relación de aspecto de 18.5:9 es mucho más alargada que las típicas 16:9; y aunque pueda parecer un poco “fea o rara” al principio, la verdad es que uno se acostumbra con increíble rapidez. Y no solo eso, sino que acaba resultando incluso más cómoda que las 16:9.

Leer foros con Tapatalk o navegar por la web son experiencias un poco diferentes con esta nueva pantalla porque, aunque parezca mentira, se ve más contenido y a la vez es más inmersivo gracias a que la pantalla ocupa casi todo el frontal.

review samsung galaxy s8
Con el brillo al máximo, es perfectamente usable en exteriores

Los vídeos de YouTube se ven de escándalo…aunque hay un inconveniente. La mayoría de los vídeos están en formato 16:9 y dejan dos franjas negras a los lados, por lo que no aprovechan toda la pantalla. Sin embargo, Samsung ha puesto una función en la que podemos hacer un poco de zoom y “recortamos” la imagen, haciendo que el vídeo ocupe toda la pantalla, aunque perdemos un poco de vídeo por arriba y por abajo. No es la solución ideal, pero yo la utilizo siempre. Alguna vez se ve alguna cosa un poco cortada, pero no es gran molestia. Porque en los bordes de la imagen nunca hay nada importante.

Al ser AMOLED, Samsung ha implementado la funcionalidad “Always-on display” en la que la pantalla nunca se apaga del todo. En ella pueden aparecer diferentes widgets, como la hora o las notificaciones. No es algo que use, porque prefiero tener la pantalla del móvil apagada para que no me despiste. Además, el modo “Always-on display” hace aumentar el consumo de batería notablemente. No es algo drástico, pero sí que se nota al final del día.

Para terminar con la pantalla quería comentar que se ve perfectamente con gafas polarizadas (que siempre hay algunos a los que les interesa).

Cámara

  • Una de las mejores cámaras móviles
  • Cámara principal de 12 MP y f/1.7

En esta ocasión los chicos de Samsung han decidido ser conservadores con la cámara trasera, con respecto a la cámara del S7. Eso sí, el S7 tiene, aún, una de las mejores cámaras del mercado.

El S8 tiene una sola lente con una apertura máxima f/1,7. Su sensor es de 12MP y cuenta con estabilizador óptico de imagen. Todo esto se combina con unas mejoras en el software del postprocesado de la cámara.

Por ejemplo, cada vez que presionas el botón para capturar una imagen, el S8 en realidad realiza 3 fotos. Entonces, el software combina las 3 imágenes en una sola (técnica similar a la usada en los Google Pixel 1 y 2). De esta manera se elimina ruido, mejora el rango dinámico e incluso se incrementa la nitidez.

Como resultado las fotos del S8 son excelentes en todo tipo de condiciones. Y personalmente, creo que donde más ha mejorado el teléfono es en las tomas con poca luz. A plena luz del día es difícil encontrar diferencias con el Galaxy S7: tenemos algo más de detalle – o menos suavizado por software -, bastante rango dinámico, con unos colores atractivos y menos exagerados.

modos de la aplicacion camara galaxy s8
Aplicación de cámara muy completa y fácil de usar

El enfoque con el sistema Dual Pixel es rapidísimo y, prácticamente, todas las fotos saldrán perfectamente enfocadas y nítidas.

Si en lugar de disparar sin pensar demasiado queremos controlar más las cosas, también hay una opción Pro bastante competente: tocamos velocidad, ISO, balance de blancos, grabar en RAW o enfoque.

La aplicación de la cámara es muy sencilla y va a lo importante. Se abre rápido y los modos de disparo son muy útiles y efectivos… (salvo el modo comida, que no le veo mucho sentido).

En cuanto a vídeo, la cámara trasera puede grabar 4K a 30 imágenes por segundo (48 Mbps), si bajamos a 1080p los frames pasan a ser 60 (28Mbps). Si queremos, también podemos grabar a cámara lenta a 720p y 240 fps.

La estabilización de imagen del sensor Sony es muy buena, a lo que hay que añadir un sistema electrónico de estabilización por parte de Samsung, disponible incluso en modo 4K.

Por otro lado, en la cámara frontal sí que hay más novedades. El S8 estrena un nuevo sensor de 8MP y de f/1.7 de apertura. La cámara es muy luminosa y puede grabar vídeos a 2K (QHD 2560 x 1440 píxeles).

El enfoque y la nitidez de la cámara frontal es realmente buena. Y es que el S8 monta una de las mejores cámaras de selfie del mercado, tan solo por detrás de la del Pixel 2.

A continuación, una muestra de unas fotografías, sin editar, tomadas con el S8 en automático:

Batería

  • Aguanta el día, pero nos quedamos con ganas de más

El Galaxy S8 monta una batería de 3.000 mAh y como resultado, su autonomía es buena, pero no excelente. Eso sí, es un poco mejor que la del S7.

A la mayoría de los usuarios les servirá para llegar al final del día sin problemas. Navegando, viendo correos, mensajería instantánea, algún vídeo de YouTube, etc. Suelo llegar al final del día con un 30% de batería. Si eres de los que les metes caña al móvil con juegos, es probable que lo tengas que recargar a lo largo del día.

Con un uso exigente, pero sin excederme en el brillo de la pantalla ni abusando de juegos pesados, suelo sacarle unas 5 o 6 horas de pantalla (por cierto, no he notado diferencias en la duración de la batería según las diferentes resoluciones de pantalla). Algunos días me quedo en las 4 horas y media; y otros rozo las 7 horas. Para mí es suficiente, aunque no me hubiese importado si le hubiesen puesto un pelín más de batería, aunque aumentasen en grosor un poco.

Por otro lado, la carga de la batería se hace muy rápido, sobre todo el primer “chute” de energía. Por ejemplo, puedes cargar del 0% al 50% de batería en solo 30 minutos. Si lo cargas al 100%, ya es algo más lento y una carga completa te tardará una hora y 45 minutos aproximadamente.

El S8 también dispone de carga inalámbrica que segú,n Samsung, es tan rápida como los cargadores por cable, aunque no lo he podido comprobar.

Rendimiento

  • Rendimiento excelente
  • Software bastante pulido

Al S8 no le falta de nada. Tiene potencia de sobra con su procesador Samsung Exynos 8895 de 8 cores. Monta 4 GB de memoria RAM y cuenta con 64 GB de almacenamiento interno UFS 2.1, para que nunca te quedes sin espacio. Además, puedes ampliarlo con tarjetas microSD.

En cuanto a conectividad, tiene de todo: WiFi 11ac, NFC, GPS, Bluetooth 5.0, 4G LTE Cat 16, USB tipo C, receptor ANT+, conector de auriculares de 3,5 mm, sensor para medir las pulsaciones, escáneres biométricos (huellas, facial e iris)…

Hablando del sensor de iris. Yo creía que no lo iba a usar mucho, porque el del Note 7 no iba demasiado fino. Pero el del Galaxy S8 está muy mejorado y funciona muy bien. Coges el teléfono y mientras miras las notificaciones…se desbloquea automáticamente. Me ha gustado mucho la verdad. Hay que tener en cuenta que el escáner de iris funciona en la oscuridad, pero no funciona con gafas.

opiniones samsung galaxy s8
El teléfono vuela en el uso diario

El Galaxy S8 viene de fabrica con Android 7.0 Nougat, como la mayoría de los teléfonos de gama alta de Android de este año. Sin embargo, la novedad más interesante es que Samsung ha cambiado la interfaz TouchWiz por una nueva llamada Samsung Experience, que es de lejos, la mejor interfaz que he visto de Samsung en ningún terminal Android. Es limpia, elegante y además es bastante práctica, porque añade funcionalidades útiles que no tiene la versión limpia de Android.

Bixby

Bixby es un asistente parecido a Google Now o Siri, pero de momento, solo funciona en inglés y en coreano…por lo que su utilidad en nuestro país es bastante limitada. A mi tan solo me ha resultado útil para abrir aplicaciones mediante comandos de voz.

Tipos de desbloqueos

El Samsung Galaxy S8 cuenta con sensor de huellas, sensor de iris y reconocimiento facial.

  • El sensor de huellas funciona bien, es bastante sensible y, aunque no es de los más rápidos, si lo encuentras con el dedo, no suele fallar. Sin embargo, como ya hemos visto, su ubicación no es la más idónea posible. Demasiado alta y justo al lado de la cámara. Por lo que a la vez que tenemos configurado el sensor de huellas para desbloquear el teléfono, podemos elegir otras opciones:
  • Reconocimiento facial: utiliza la cámara frontal para identificar al usuario. Su principale ventaja es que es un método rápido y cómodo, sin embargo, es muy fácil de engañar con una simple fotografía, por lo que no es muy seguro. Además, no funciona si hay poca luz ambiente.
  • Escáner de iris: debutó el año pasado con el Galaxy Note 7, aunque la versión del Galaxy S8 es bastante mejor. Eso sí, es un poco más lento que el reconocimiento facial, pero aun así, es bastante cómodo. Yo lo uso junto con el sensor de huellas.

Actualizaciones de software

Ahora, en noviembre de 2017, Samsung va a liberar la actualización a Android O para el Galaxy S8. Por lo que tendrá la última versión de Android. Además, Samsung ha confirmado que también actualizará el teléfono a la siguiente versión de Android P.

Por otro lado, casi todos los meses Samsung hace una actualización con todos los parches de seguridad nuevos.

Conclusiones

Mojándome un poco más…el diseño del S8 es espectacular…es probablemente el teléfono más bonito que he visto en mi vida. Ya sé que esto es muy subjetivo, pero el S8 gana mucho en persona (respecto a una foto). Al tacto y a la vista parece una pieza de cristal única por su ensamblaje perfecto.

Por otro lado, el Galaxy S8 es un teléfono estupendo que, aunque no es perfecto, es de los teléfonos más equilibrados que hay en el mercado de la gama alta de Android. Tiene potencia de sobra, una cámara que te dará muchas alegrías y la mejor pantalla del mercado.

Como todos los teléfonos Android que salen al mercado, comprarlos nada más salen al mercado es un poco suicidio. El S8 costaba hace 6 meses unos 809 €, pero su precio no ha parado de bajar hasta los poco más de 500 € que cuesta ahora. Y si miramos los precios de los anteriores Galaxys, ya no va a bajar mucho más -va a bajar, pero mucho más despacio.

Por ese precio, la verdad que me parece una compra bastante acertada para todos aquellos que quieran un tope de gama que les dure unos cuantos años a máximo rendimiento.

Ver en Amazon
Precio recomendado: 462-809 €
VER EN AMAZON
Ayúdanos desactivando el bloqueador de anuncios para este sitio. Los anuncios nos ayudan a ofrecerte el mejor contenido. ¡Gracias!
×