Cómo secar un móvil mojado

16 mayo 2018, Rubén

Visión general

Que las certificaciones de un móvil digan que es sumergible no es garantía suficiente para que mojemos nuestro teléfono sin problemas.

Los sellos de estanqueidad se deterioran y el agua puede acabar entrando en el dispositivo.

Además, la gran mayoría de los móviles cuentan con una pegatina que cambia de color al entrar en contacto con un líquido, y si esto se produce, la garantía no va a cubrirte -casi nunca- los daños producidos por el agua, ni siquiera en los móviles que son supuestamente resistentes a ella.

Se suelen escudar en que has hecho algo que no se encuentra dentro de las condiciones de uso de la garantía. Este chivato suele ser un pequeño cuadrado blanco que se encuentra cerca de la zona de la batería. Cuando el entra en contacto con el agua, éste se vuelve de un color más vivo, normalmente rojo.

Ten en cuenta que ésto es lo primero que mira el servicio técnico cuando recibe un terminal a reparar. Si el chivato está activado, sea cual sea la avería, la reparación no entrará en garantía.

Como ya sabrás, los aparatos electrónicos se estropean al mojarse por dos motivos principalmente: (1) cortocircuitos y (2) por corrosión.

Podemos intentar evitar un cortocircuito apagando el móvil de inmediato, ya sea apagándolo de manera normal, extrayendo la batería (si ésta es extraíble) o bien pulsando el botón de apagado durante varios segundos para forzar el apagado.

Para luchar contra la corrosión tendremos que retirar el agua y los residuos (electrolitos) lo más rápidamente posible.

Además, también depende de en qué tipo de agua se ha colado dentro del teléfono. Si se nos ha caído en agua destilada (agua pura) el riesgo es menor, porque el agua pura no es conductora de la electricidad y además tiene muy pocos residuos. Si el aparato se ha sumergido en agua normal o dulce (grifo, río, lago, etc.) el peligro es mayor. Pero el caso más complicado es cuando se nos moja con agua salada, ya que aumenta el riesgo, tanto de cortocircuitos como de corrosión.

como secar movil mojado
Móvil mojado

¿Para qué sirve el arroz?

El arroz se utiliza para absorber la humedad, pero no hace milagros…De hecho hay otros materiales que absorben mucho mejor como la avena, el gel de sílice e incluso arena de gato.

Pero yendo aún más allá, Gazelle hizo unos experimentos en los que comprobó que el mejor método para secar el móvil era dejarlo al aire libre (siempre que el entorno no tenga mucha humedad).

¿Y por qué ha llegado tan lejos el mito del arroz?

Probablemente, porque es el absorbente que más a mano tenemos en caso de un percance…

Qué no hacer

Hay muchos consejos que se leen en internet que son más perjudiciales que útiles como, por ejemplo:

  • Aplicar calor: algunos recomiendan usar un secador de pelo, colocarlo cerca de la estufa o incluso meterlo en el horno durante unos minutos. Ni se te ocurra intentarlo, puede ser muy peligroso. Un calor elevado, incluso con el secador en la posición de mínima potencia puede provocar que el móvil se estropee de manera irreparable, incluso llegar a fundir componentes.
  • Secador en modo frío: otros, ante el peligro del calor, recomiendan soplar aire frío con el secador dentro del móvil. De esta manera se podría pensar que el aire evaporará el agua y, además, arrastrará la suciedad. Sin embargo, lo que es más probable, es que el aire empuje el agua a rincones cada vez más recónditos dentro de nuestro terminal. Haciendo aún más complicado que el agua llegue a evaporarse.
  • Congelador: otra sugerencia, aún más rebuscada, es la de meter el móvil en el congelador, con la esperanza que el agua se congele. El móvil debe estar sin batería y envuelto en papel de cocina. Tras ello, con unos pequeños golpes, el hielo se rompe y se despega de los circuitos del terminal y agitándolo un poco caerá como polvo. Si sigues este consejo, lo más seguro es que te cargues la pantalla del móvil, como poco…

Cómo secar un móvil - método casero

Ahora vamos a ver qué hay que hacer si se nos moja el móvil:

  1. Lo primero que deberíamos hacer es quitar la batería, si ésta es extraíble. Pero, como la gran mayoría de los móviles tienen la batería no extraíble, lo que debemos hacer con ellos es apagar el móvil, para evitar cortocircuitos. No pierdas el tiempo cogiendo el móvil y viendo si la pantalla aún funciona. Lo importante es apagar el móvil lo antes posible.
  2. Separamos todas las piezas posibles del teléfono: tarjeta SIM, tarjeta de memoria, etc.
  3. Si el móvil se ha caído en agua que no es agua destilada (casi siempre), y se ha mojado el interior, habrá que limpiarlo. Es importante no demorarse en este paso. Hay arriesgarse, ya que de lo contrario, el móvil se estropeará por corrosión. Y si nos pensamos mucho este paso, el agua empezará a evaporarse dejando residuos en el interior. Para limpiarlo, lo mejor es usar alcohol isopropílico, aunque también nos servirá alcohol al 90 o 95%. Sumerge el móvil en alcohol unos segundos para que el alcohol desplace al agua.
  4. Seca el teléfono, tanto el exterior como las aberturas, con un paño o una toalla. Ten cuidado de que no caiga más agua en los orificios o juntas.
  5. A continuación, vamos a dejar que el interior del móvil se seque, para ello hay que darle bastante tiempo. Entre 24 y 72 horas. Si vivimos en una zona con una humedad relativa baja, podemos dejar el móvil en una zona ventilada y que se seque con el aire. Si no, podemos meter el teléfono en alguna sustancia absorbente (ordenadas de mejor a peor), como avena, gel de sílice o arroz.
  6. Cuando tengamos cierta confianza en que el interior del móvil se haya secado, podemos volver a meter la batería (si la pudimos extraer) y encender el móvil, para ver si funciona.

Cómo secar un móvil - método profesional

En este caso, deberíamos seguir los primeros dos pasos. Quitaríamos la batería (si es posible), apagaríamos el móvil y le sacaríamos la tarjetas SIM, microSD, etc.

Luego lo llevamos a una tienda física con servicio técnico (donde reparen móviles).

Allí disponen materiales y aparatos especiales para limpiar el interior del terminal sin dañarlo.

En algunos centros utilizan cámaras de vacío, en otros, limpieza con ultrasonidos, etc. Con esto, no solo se eliminar el agua, sino que también se limpian las sales y minerales que hayan podido quedar en los circuitos integrados.

Así nos aseguramos de que el teléfono se recupere lo mejor posible y que no tenga corrosión en el futuro.

Los servicios técnicos realizan estas reparaciones a diario y son más baratas de lo que creemos. Y desde luego, mucho más baratas que reparar el móvil a posteriori.

Resumen

El agua es el segundo archienemigo de los teléfonos móviles, solo por detrás de la pareja que forman la gravedad y el suelo.

Salvar un móvil del agua es difícil pero no imposible, y siempre dependerá de hasta qué punto ha entrado el agua en el interior del terminal.

Lo único que podemos hacer es intentar salvarlo siguiendo los pasos que hemos visto arriba. Ten en cuenta que, aunque los hayamos seguido todos al pie de la letra, es posible que no podamos resucitar nuestro querido teléfono móvil.

Además, aunque lo hayas conseguido revivir, si no lo has limpiado bien, es posible que con el tiempo deje de funcionar por problemas con la corrosión. Por eso te recomiendo que lleves el teléfono a un servicio de reparación en cuanto puedas. Es la forma más eficaz de asegurarte que has hecho todo lo posible por minimizar los daños de tu móvil.

Fuentes

  1. tccrocks.com
  2. fondriest.com