50Hz, 100Hz, 200Hz, 400Hz, 800Hz ¿mienten los fabricantes de televisores?

Por Rubén C. / 6 abril 2017
hz televisores hz televisores hz televisores

Como ya sabrás, la frecuencia de refresco de un televisor se mide en Hz o hercios. Y es que, últimamente los fabricantes de televisores no paran de anunciar a bombo y platillo unas cifras Hz altísimas, pero ¿debemos creérnoslas?

Frecuencia de refresco o Hz en los televisores

La frecuencia mide las veces que ocurre algo cada segundo de tiempo. Desde las antiguas pantallas con rayos catódicos, los televisores se han caracterizado por tener una tasa de refresco determinada.

En las antiguas televisiones, un haz de rayos incidía sobre un panel de un material fluorescente y formaba la imagen.

funcionamiento ctr
Funcionamiento de una pantalla CRT

El problema es que la luz que emitía el panel fluorescente se desvanecía de manera muy rápida, por lo que era necesario volver a “activarla” aunque la imagen de la pantalla no cambiase. Al hacer esto de manera muy rápida, varías veces por segundo, tu cerebro no lo nota.

Y es por eso, por lo que una de las características más importantes de los monitores es la frecuencia de refresco, que mide cuántas veces por segundo se refresca la imagen en la pantalla.

Televisores LCD y frecuencia de refresco

Los televisores de LCD no tienen este problema, ya que la luz que ilumina los píxeles se mantiene encendida y son los filtros (cristales líquidos intermedios o subpíxeles) los que mediante un determinado voltaje cambian sus propiedades y producen los colores de cada píxel. En las pantallas modernas las tasas de refresco más populares son: 50, 60, 100, 120 y 240 Hz.

¿Por qué los fabricantes se empeñan en seguir aumentando la tasa de refresco?

En las pantallas LCD nos encontramos con un problema a la hora de modificar la imagen. Esto es debido a la naturaleza física de su funcionamiento. En los LCD, el panel de cristal líquido tarda un tiempo en cambiar de estado (para cambiar los colores y con ello la imagen) y esto causa el fenómeno motion blur (también es conocido como ghosting, porque hace que la imagen en movimiento deje una estela, cual “fantasma”).

El motion blur produce que las imágenes en movimiento no sean nítidas. Se puede ver una pequeña estela que son los píxeles cuyos cristales aún no se han adaptado a la imagen que tienen que mostrar.

A continuación, puedes ver unas fotografías de como se ve el movimiento en una pantalla CRT, un LCD a 60Hz y un LCD a 120Hz:

no motion blur en monitor c r t
Monitor CRT no hay motion blur

En las pantallas CRT el cambio de un color a otro de un píxel es, prácticamente, instantáneo; por lo que no hay motion blur.

motion blur 60hz
Motion blur en pantalla de 60Hz
motion blur 120hz
Moniton blur en pantalla a 120Hz

Para reducir el motion blur los fabricantes implementan diferentes técnicas que van desde la inserción de imágenes negras, para intentar ocultar el cambio de colores, a la interpolación de imágenes (Motion smothing). Donde el software de la TV se “inventa” imágenes intermedias que hacen que la transición sea más suave y más nítida.

Al final, todas las soluciones pasan por incrementar la cantidad de imágenes que se muestran, ya sean imágenes negras u otras imágenes interpoladas. Lo que en realidad se asemeja mucho a aumentar la frecuencia de refresco. Y es por eso por lo que una frecuencia de refresco alta se ha relacionado con una mejor imagen; y con ello, una mejor televisión.

¿Qué hacen los fabricantes? La verdad: ¿manzanas vs peras?

En realidad, comparar los Hz de una televisión con otra suele ser de poca utilidad, porque cada fabricante usa una técnica diferente.

Por tanto, no se puede comparar la tasa de refresco de un fabricante que divide la pantalla en 2 áreas y suma la tasa de refresco de cada una, sumando una cifra altísima, con otro fabricante que cuenta la tasa de refresco sobre la pantalla al completo.

Por si fuera poco, cada compañía pone un nombre comercial a la técnica que usa, algunas de las más populares son:

  • MotionFlow de Sony
  • Clear Motion Rate de Samsung
  • TruMotion de LG
  • AquoMotion de Sharp
  • ClearFrame de Toshiba

Por lo que comparar Hz entre televisores de diferentes fabricantes no es una buena solución.

Resumen

Si te digo la verdad, lo mejor es ignorar los hercios que se indican en las especificaciones técnicas de las televisiones. Lo mejor es verlas en persona o leer análisis profesionales.

Por cierto, algo muy relacionado, si estás buscando que tu televisión pueda usarse con la consola, lo mejor es que no te fijes en los Hz, sino en el input lag.

Recibe las mejores noticias y reviews sobre tecnología

Fuentes

  1. blurbusters.com